OPINIONES

EXTERMINIO

IMG-20170827-WA0002

Un perro deambula por las calles, es hembra, lleva algunos días rondando por ahí. La primera vez que la vi fue en el estacionamiento del Oxxo, eran alrededor de las 23 horas. Se hallaba echada, enroscada a causa del frío, en la acera, cuando un cliente transitó por ahí y de inmediato se apartó, asustada, con la cola gacha y los ojos tristes. Entonces fue a acostarse justo al medio del estacionamiento, lo cual entorpecía ocupar dicho espacio. Intenté apartarla de ahí, llamándola; me acerqué a ella, pero actuó de la misma forma, rehuyó, asustada, de mí, hacia la carretera; me alejé al instante y la observé volver al punto. Sentí mucha pena, mucho dolor, y me alejé.

Dos días después lo hallé de nuevo unos metros más adelante, justo en una esquina de un negocio de peluquería, estaba echada, y a su lado, un plato de unicel vacío. Parecía desmayada, carente de fuerzas, su rostro no se mostraba tranquilo, sino doloroso. Enseguida fui al Oxxo a comprar un sobre de Pedigree y deposité su contenido en el plato. La perrita, al verme acercar se levantó y se alejó unos metros, por más que la llamé no acudió sino hasta que me retiré.

El fin de semana, cuando iba acompañado de mi novia, la encontré de nuevo. Ella, apenas la vio cerró sus puños y las lágrimas acudieron a sus ojos. No le había referido lo de la perrita porque sabía que le dolería. Fuimos a mi casa por algo de comer, tenía algo de jamón, un poco de croquetas y agua. Enseguida volvimos. Durante el camino le narré su comportamiento y cómo la había encontrado. Ella atestiguó lo dicho, la perrita detesta al hombre, le teme. Además, por la posición como estaba acostaba, pudimos observar que tenía una suerte de absceso en la vagina o el ano, o quizás eran éstos que estaban expuestos. No pudimos observarla del todo porque se incorporó y alejó a causa de nuestra presencia. Así que sólo le dejamos la comida.

Cerca de allí hay una veterinaria que recibe animales. Hace algunos años formaba parte de la franquicia El arca de Noé, la cual era una suerte de fundación donde recibían y rescataban animales. Hoy su reputación ha caído a causa de fatales errores, como matar perros sanos, que se debería de pagar no con cárcel, sino con la emasculación de todos los involucrados, entre otros casos peores. Acudimos a la ahora veterinaria, pero nos dijeron que sólo aceptaban perros de raza; no obstante, encontramos en una de sus jaulas a un perro vagabundo muy tierno que solía recorrer los alrededores de mi casa. De inmediato pensamos que aquel pretexto de la raza, argumento ignominioso para quien se dice veterinario, era porque ya habían identificado a la perrita y no querían hacerse cargo de ella, pues está enferma. Hay algo más. Es pequeña, se diría un cachorro, pero al verla de cerca da la impresión que no lo es. Lo cual significa que ha sufrido mucho, demasiado.

Es una desgracia que no podamos tenerla nosotros. No dejo de pensar en ella.

Buscamos fundaciones para animalitos en páginas de internet y Facebook, encontramos algunas, pero en todas ellas nadie quiso ayudar, a pesar de tener como misión el rescate de animales. Entre las preguntas que realizan para determinar el apoyo, es el sexo. Al decir que es hembra todo es cancelado. El hombre desprecia a la hembra, ya sea animal o humana. Cabe destacar que una de estas organizaciones funciona en Facebook como Fundación Patitas Enlodadas AC.

La mayoría de las organizaciones de rescate animal, si no es que todas, desparasitan, vacunan y esterilizan a las mascotas antes de darlas en adopción. Es terrible, la esterilización. Es un exterminio. Cuando nace un bebé humano, en la mayoría de los casos, es motivo de celebración, incluso lo llaman milagro, un milagro que sucede todos varias veces al día todos los días, es un acto vulgar; incluso se celebra a las madres un día al año. Sin embargo, no sucede lo mismo para los animales; son madres y nadie las recuerda, la esterilización se encarga de eliminarlas. Por supuesto este acto, al cual califican como una acción de amor, es necesario para que los animales no sufran a causa de la maternidad, así como los cachorros que mueren por miles de causas operadas por el hombre. Entonces, por qué no hacer lo mismo con el humano, despreciar a los recién nacidos, arrancarles la matriz a las mujeres desde niñas para que no se reproduzcan, terminar con la vulgaridad del milagro diario del alumbramiento, y como se menciona en el Salmo 137, versículo 9: “Bienaventurado será el que tome y estrelle tus pequeños contra la peña”. Exterminar al hombre, pues es el único ser inútil. Esclavizarlo como él hace con los animales de granja, condenarlos a vivir sin mirar el sol, reproducirlos una y otra vez hasta que el acto sexual le resulte repulsivo, y al nacer sus despreciables cachorros arrebatarlos de sus madres sin siquiera mamen de sus senos, y matarlos de un disparo o por medio de electrocución, triturarlos como se les hace a los pollitos en las granjas, mutilarlos, despedazarlos.

El nacimiento de un bebé humano es el peor de los crímenes, no es sino el engendro de un parásito bestial, asesino. Se alimenta de la verdadera vida, la existencia real, pues es omnívoro, así destruye el mundo para vivir una vida estéril y corrupta. Una vida enfocada en poner comida en la mesa. Todo lo que hacen es para ello, para ser esclavo, para morir.

Me encanta leer la sección policiaca de los diarios, son un chiste, una buena broma, las fotos son para el recuerdo. Se respira profundo al leer todos aquellos crímenes del hombre contra el hombre. Las notas sobre abortos son motivo de alegría.

IMG-20170827-WA0004

Anuncios
Estándar