OPINIONES

BOOKTUBERS ¿PARA QUÉ?

Los libros que he leído por recomendación son escasos: La marrana negra de la literatura rosa, de Carlos Velázquez; La conjura de los necios, de John Kennedy Toole; y Matadero 5, de Kurt Vonnegut. Me fueron sugeridos por amigos con los que daba largos paseos en bicicleta hasta el otro lado de la ciudad para terminar en un bar abierto en la madrugada, donde muchas veces fuimos testigos de apuñalamientos y disturbios, felaciones por debajo de la mesa hechas por horribles prostitutas. Uno de mis compañeros incluso escribía poemas bajo la  luz violeta de un foco de 40 vatios. Esas personas fueron quienes me dijeron: “Lee esto”. Sus palabras eran reales, sus interpretaciones eran geniales, hablaban como si escribieran un ensayo, vinculaban el texto con otras lecturas, ya saben, la intertextualidad; proponían una tesis y concluían con una gran idea. Desde aquellos amigos, no he vuelto a escuchar a nadie más.

¿Por qué hablo de esto? Porque hay un grupo de personas que se dedican a recomendar libros, y no me refiero a los críticos, sino a algo peor, vulgar: los llamados booktubers. No cuento con mucha información de ellos, de este fenómeno, sino que el infortunio de un encuentro con algunos miembros de este grupo se debió a la reproducción automática de Youtube.  Acostumbro  escuchar videos en dicha red social mientras estudio online, así, mientras estoy en la laptop, el Xbox reproduce el contenido audiovisual; a veces pongo música o conferencias literarias. Fue así que, al finalizar las ponencias acerca de nuevas lecturas del Quijote, continuó un video a medio camino entre lo amateur y lo profesional. Una chica, arreglada a propósito para su presentación, ocupa el centro de la pantalla, detrás de ella una breve biblioteca donde se pueden observar muchos de sus títulos, incluso por su gran colorido; la mayoría de ellos es de corte romántico-juvenil. La joven se presenta y acto seguido habla del libro o los libros que ha leído con una actitud infantil; su reseña, pues así la llama ella, no es más que un informe de lectura de nivel primaria, es decir: tramas, personajes, narrador y de las cosas “lindas” que descubrieron en su lectura. El video muestra elementos de posproducción, grabado en HD, filtros, emojis, cambios de voz, en fin, un espectáculo.

BooktubersAl finalizar el video continuó uno idéntico. Una chica con los mismos elementos: grabación HD, ubicada en el centro de la cámara, detrás de ella una pequeña biblioteca con varios ejemplares que también aparecían en el librero de la otra booktuber; la reseña que presenta es idéntica, básica y torpe; su comportamiento también es infantil, sus emociones al leer tal o cual libro de moda de corte romántico-juvenil son disparatadas. La posproducción del video era idéntica: filtros, elementos visuales insertados durante la reseña, cambios de voz, en fin, una repetición de contenido.

Los videos continuaron y mostraban lo mismo, hombres o mujeres hablaban una y otra vez de los mismos libros, ejemplares ligeros, best sellers, lecturas de moda; pero no sólo eso, sino que la expresión de los comentaristas era idéntica, es como si varias personas imitaran a un párvulo; la producción de sus videos, igual. Y hay que mencionar que han hecho de ese espectáculo imbécil un juego tonto, lo cual ha derivado en posicionar al booktuber en primer nivel de impacto, pues sus seguidores plantean cuestiones focalizadas en la vida privada del sujeto, incluso las preguntas que tienen un tinte literario: “¿De qué personaje te has enamorado?, ¿Cuál fue el primer libro que leíste?, ¿Cuánto gastas en libros al mes?, ¿Cuál es tu libro favorito?, ¿Cuál es la saga que odios y todo mundo ama? Y otros van más allá, pues ven al libro como un producto ornamental, un fetiche; algunos sólo compran ejemplares de tapa dura, porque si adquieren otra edición desentona con los demás libros, incluso dicen que tal o cual volumen es dos o tres centímetros más grande o pequeño que el resto; incluso que no combina con sus libreros, por lo cual tendrán que adquirir uno que empate con ello.

booktubers_2

Se trata de niños delante de una cámara que juegan a leer literatura fácil. No comprendo de dónde tienen tantos seguidores por copiar la imagen de otro una y otra vez, a saber quién o qué es el original. Ya lo he dicho, no tengo mucha información de estos sujetos, ni cuál es su motivación de presentar una y otra vez las mismas obras en idéntico formato de otros. Estos sujetos recomiendan hasta la náusea con poses imbéciles cientos de libros que bien podrían ser llamados: chismes. No puedo entender cómo una mala y tonta reseña es capaz de obtener tanta atención, y este hecho se repite una y otra vez hasta el hartazgo, al menos para mí. Entonces pensé: “me gustaría ver a uno de estos tipos como ponente en un importante coloquio literario y comunicar, como miles de ellos saben, sus fútiles reseñas”.  ¿Podrían decir: “he descubierto esto y he aquí mi interpretación?”

Estoy seguro que esto ha progresado tanto que deben existir congresos de estos reseñistas. Ninguna idea, ninguna tesis, sólo reseñas con ademanes, gritos y muecas.

de-trovadores-a-booktubers-youtu-1050x700

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s